“Entre Suburbios Citadinos”

Ciudad de Caracas, Venezuela

aproximadamente 2 semanas para mi viaje…

Llegue hace no más de tres días a ésta ciudad. “los suburbios” como yo le digo, ya que para mi, acostumbrada a sitios muy calmados, es una aventura totalmente distinta en general…El tiempo se vuelve corto y rápidamente el dia se convierte en una noche bastante desolada y quieta para sus habitantes.

Mientras caminaba ésta mañana por el ministerio de Relaciones Exteriores, noté que aquí las personas no disfrutan su día a día, muchas de ellas sólo viven para recorrer la ciudad y llegar a sus trabajos para luego volver a sus casas un poco cansados, de mal humor y pegajosos por el clima tan tóxico que abunda por aquí.

Justamente unas horas antes de caer la noche, me tope con algo que para muchos puede ser normal, pero, para mí, era algo emocionante. Subo la transferencia de la estacion maternidad para la estacion del metro El Silencio y recorrí un gran pasillo junto con mi amigo “Julio”. Muchas personas salen del metro para recorrer ese pasillo como cardúmenes en el mar, pero, cabe destacar que tenia la particularidad justo en éste momento, ya que un chico mientras caminaba coloca una cancion muy “fitness”, y la gente sin percatarse caminaba al mismo ritmo de aquel fondo musical, por un instante aquellas personas parecían haberse inspirado para terminar su día laboral, sinceramente, era fascinante!

Luego de un rato bastante largo dentro del vagón del metro desde “capitolio” hasta “miranda”(una distancia bastante larga), me reuní con Pasha, caminamos juntos durante un largo tiempo en el Reconocido “Parque MIranda” dónde parecía infinito recorrerlo por completo, paseamos por agunos sitios de la ciudad, mientras que comentabamos sobre política y lectura en general. Altamira, donde buscabámos un libro llamado “las venas abiertas de latinoamerica”,(libro recomendado por varios amigos muy cercanos), luego, Bellas Artes, dónde se ubica el parque los Caobos un sitio pictorezco y bohemio..!

Decidimos caminar y disfrutar de cada punto antes de aquel parque tan hermoso, y conseguimos un sitio en dónde los libros eran mucho más baratos que comprar 3 cambures. La vendedora, de aquel tarantín, una chica joven y de rasgos muy mestizos, sostenia en su miraba, una imagen obstinada y decaída en su Día laboral mientras que, pash y yo sólo nos reíamos por algunos libros de titulos extravagantes e idiomas bastante conocidos pero graciosos en cierta manera para ambos; Decidí comprar un libro en aquel stand, era un titulo bastante curioso, “los años locos de la aviación”. Cuando le entregue el dinero, me miró sin decir nada, y justo antes de irme, la miré y le dije “sonrié que la vida debes disfrutarla” sólo me miró sin decir nada y siguió sentada con su mirada tratando de sonreír pero sin lograrlo éxito. “Definitivamente la ciudad tiene un nosé que, para que la gente sólo sea un tipo maquinas laboral, gente con muy mal humor y sin libertad de apreciar cualquier pequeña cosa maravillosa en su alrededor”. Cuando lo miro desde mi perspectiva de vida, por ejemplo, lo más destacado es Entre los vagónes del metro. Mientras que estaba allí sentada en diferentes horarios del día, las personas sostenían aquellas miradas de casancio, trasnocho, stress y demás. CARACAS, por un lado belleza en arquitectura, mezcla entre cada status social en los 360° grados, pero también sitio de zombies vivientes en dónde el aire pesa y la vida es la presa de cada día.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s